Propósitos que se cumplen

Aprende inglés a tu manera
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Puedes escucharlo en las siguientes plataformas

Comer más sano…

Hacer ejercicio…

Leerte los libros pendientes…

Y aprender inglés, claro.

Siempre los mismos propósitos.

Ay… ¡Lo que darías por tacharlos de una vez de tu lista!

 ¿Y si te digo que puedes hacerlo gratis?

Solo tienes que escuchar este episodio y descubrirás el secreto para que tus propósitos se cumplan.

¿De qué va este podcast?

Lo más destacado

APRENDE INGLÉS A TU MANERA (con Blanca Gallego)

Episodio 08: Propósitos que se cumplen

Año nuevo… ¿vida nueva?

Te lo propones cada enero: 

Comer más sano…

Hacer ejercicio…

Perder peso…

Conseguir un trabajo mejor…

Y, cómo no, aprender inglés. 

¿Cuántos de estos propósitos se repiten año tras año en tu lista?

Si te quedas conmigo, te enseñaré qué hacer para tachar por fin al menos uno de ellos.

Porque, si se abordan de la manera adecuada, hay propósitos que se cumplen.

Bienvenidos a Aprende inglés a tu manera, un pódcast de Blanca Gallego donde descubrirás cómo hackear tu mente para que el inglés deje de ser un lastre y te ayude por fin a alcanzar tus metas.

Hello! ¿Cómo estás?

Yo soy Blanca Gallego. Profesora de inglés y neurolanguage coach, que básicamente quiere decir que soy experta en aplicar la neurociencia y las técnicas de coaching a la enseñanza de idiomas. 

Me alegro muchísimo de estar aquí de nuevo contigo, en el octavo episodio de Aprende inglés a tu manera. Y el primero de este nuevo año, que espero que no se parezca demasiado al anterior… 

Y para eso, tienes que poner de tu parte.

Soy muy consciente de ello: hay factores que ni tú ni yo podemos controlar. 

Lo que sí puedes hacer es tomar el control de esa lista tuya de propósitos… y lograr que se cumplan. 

Y yo voy a intentar ayudarte con eso.

En concreto, con un propósito que tiene que ver con este pódcast, y que estoy segura de que siempre está ahí. 

A ver, cuéntame:

¿Cuántas veces te has propuesto aprender inglés o mejorar tu inglés… y no lo has conseguido?

Hoy te propongo una forma de romper con esa dinámica.

Así que, toma papel y lápiz, que empezamos.

Y para ayudarte con este objetivo, lo primero que vamos a hacer es empezar hablando de por qué no se cumplen los propósitos de Año Nuevo, por qué es tan difícil cumplir con esa lista.

Y, una vez veamos el por qué no se suelen cumplir, pues veremos qué pasos tenemos que seguir para que sí se cumplan.

Así que vamos a ello.

Primero: ¿por qué no se cumplen los propósitos de Año Nuevo?

Bueno, pues uno de los primeros motivos por los que no se suelen cumplir es porque como que la mayoría tenemos siempre los mismos objetivos, los mismos propósitos y todos los queremos cumplir de la misma manera.

Y quizás aquí deberíamos analizar un poco más si estos objetivos se adaptan a nuestro estilo de vida. Y si es algo que realmente queremos.

Por ejemplo, si queremos perder peso queremos ponernos en forma y decidimos ir al gimnasio.

Bueno aquí quizás lo primero que nos tendremos que plantear es si ir al gimnasio nos gusta y si eso iba a ser una manera de realmente cumplir nuestro propósito. 

Porque si al final resulta que ir al gimnasio nos aburre, no nos agrada, no nos apetece porque estamos en un sitio cerrado o lo que sea… ¿qué pasará?

Que al cabo de una o dos semanas perderemos toda la motivación y abandonaremos el propósito.

Entonces, hay gente a la que le funcionará muchísimo ir al gimnasio y está genial, pero pregúntate si quizás para ti sería una mejor opción encontrar un compañero con el que salir a correr un rato, o andar, o hacer senderismo, o jugar algún deporte. 

Jugar a pádel o jugar a cualquier otro deporte en compañía y al aire libre. Hay muchas opciones para ponerse en forma.

Y lo mismo pasa con el tema que nos toca, el tema del inglés.

Cuando pensamos en aprender inglés, quizás lo primero que pensamos es en ir a una academia, o volver a repasar los libros de texto que teníamos del colegio, o alguna cosa así.

Pero realmente hay muchísimas opciones. Indagar en cuál es la mejor opción para nosotros es algo imprescindible para poder cumplir los objetivos.

Así que, cuando te plantees aprender inglés, plantéate también de qué forma te gustaría aprenderlo, porque eso es muy importante. Y no porque todo el mundo vaya a una academia a ti te va a servir ir a una academia.

Así que busca opciones que hay muchas y siempre escoge la que más vaya contigo.

➢ Otra de las razones por las que a veces no se cumplen los propósitos de Año Nuevo es porque los cambios son como superradicales. 

Es decir, vuelvo otra vez al ejemplo de ponerse en forma o de perder un poco de peso, tener una vida más sana.

Queremos, de un día para otro, pasar de no hacer nada a hacer un montón. Y a lo mejor quedarnos como dos o tres horas haciendo deporte. Y queremos un cambio muy radical, lo hacemos era muy radical. Y eso es lo que lo que hace que al final abandonemos ese propósito. Porque es demasiado.

Los cambios radicales no se suelen sostener en el tiempo. Es muy difícil sostener un cambio radical en el tiempo porque no es un hábito que tenemos integrado.

Entonces, con el inglés pasa lo mismo. “Quiero aprender inglés”. Y ahora al día siguiente nos metemos dos y tres horas seguidas de inglés con una motivación brutal.

¿Y qué es lo que pasa? Que al cabo de dos o tres días eso desaparece. Y desaparece porque es imposible seguir este ritmo y hacer un cambio tan radical.

La cuestión está en poder hacerlo un poquito más poco a poco. Ir integrando esos cambios de manera progresiva, no de manera radical. Y de esa manera sí que conseguiremos crear un hábito que nos ayude a consolidar nuestro cambio y a consolidar el propósito de Año Nuevo.

Bueno, tercera causa de que los propósitos de Año Nuevo no se cumplan.  Una que a mí me gusta mucho y que creo que es prácticamente la clave.

Y es que cuando nos proponemos algo no lo limitamos. ¿Y qué quiere decir esto?

Bueno, ya lo comenté muchas veces anteriormente en algún episodio de este pódcast. Y esto se trata de que, cuando nos proponemos algo, tenemos un objetivo demasiado grande.

Entonces, cuando nos proponemos aprender inglés es “Quiero obtener el nivel C1 y hablar fluidamente inglés”. Esto no es posible, ¿vale? No es que no sea posible. Por supuesto, a largo plazo sí que es posible. Pero lo que no podemos pretender es tener, de partida, un objetivo tan grande.

Tenemos que intentar ponernos objetivos mucho más viables que nos ayuden a ir pasito a paso. 

Pero bueno, estamos hablando de por qué no se cumplen. Después desarrollaré un poquito más esta idea y hablaremos también de qué es lo que hay detrás, en cuestión de neurociencia, detrás de esta idea de poder ir poniéndonos objetivos un poquito más pequeños para poder conseguirlos.

➢ Cuarto motivo por el que no se cumplen los propósitos de Año Nuevo: bueno pues normalmente pensamos a corto plazo.

Es decir, nos proponemos algo y queremos que ese algo se cumpla ya, o ayer incluso. 

Bueno, ¿eso de qué va? “Quiero aprender inglés, ¿sí? Quiero aprender inglés y en un mes quiero alcanzar un nivel altísimo y poderme comunicar con todo el mundo y poder entender todas las películas y las series de televisión”. 

Bueno, eso es mirar a muy corto plazo.

Tenemos que intentar programar nuestros objetivos y nuestros propósitos con unas miras un poco más amplias en el tiempo. Es decir, darle un poco más de tiempo a nuestros propósitos para que se cumplan. 

Porque de hoy a mañana la cosa está complicada.

Y, al estar complicada, cuando vemos que no se cumplen los objetivos en el periodo de tiempo que nos hemos marcado, ¿qué es lo que pasa? Pues sí, exacto, que nos desmotivamos y acabamos dejando el propósito a medio camino.

Así que haz y mira a largo plazo cuál sería la manera de planificar ese propósito.

Bueno,ya hemos visto varias causas por las que no se cumplen los propósitos de Año Nuevo. Y no sé si todo esto te suena y te estás viendo reflejado en cada una de ellas cuando te planteas tus propósitos.

Así que ahora vamos a la parte más importante, a la parte de acción, a la parte que nos va a llevar a cumplir con los objetivos. En este caso, a cumplir con el objetivo de aprender inglés este año.

Y vamos a ir enumerando los pasos que tenemos que hacer para cumplir ese objetivo.

Te voy a dar 6. 

6 pasos.

6 recomendaciones para que este año el objetivo de aprender inglés sea real y lo cumplas.

Vamos con el primero:

  1. Los objetivos, poquito a poquito. Que si no, el cerebro se estresa. Sí, como escuchas, se estresa.

Es cierto que cuando nosotros nos planteamos un objetivo demasiado grande, nuestro cerebro se estresa. Se estresa y se paraliza incluso. Entonces, siempre nos tenemos que poner objetivos viables. Objetivos que podamos conseguir en periodos más cortos de tiempo.

Por ejemplo, muchas veces escucho a alumnos míos diciéndome: “Yo es que quiero hablar fluido inglés”. 

Vale. ¿Y qué es hablar fluido inglés? Hay que concretar mucho más.

“Bueno, pues entenderme con cualquier persona”, responden.

Vale, entenderte con cualquier persona. Pero, ¿en qué ámbito? ¿Quieres hablar de neurociencia en inglés? ¿Quieres hablar de ingeniería naval? ¿Quieres tener conversaciones en el día a día? ¿Quieres saber desenvolverte en tu trabajo, por ejemplo en un restaurante? ¿Cuál es el objetivo? 

Tenemos que marcarnos y delimitar nuestros objetivos para que así se puedan ir cumpliendo y podamos ir viendo una progresión, porque realmente el proceso de aprender un idioma -y esto quizás sea duro de decir- es un proceso para toda la vida. Toda la vida estamos aprendiendo, incluso nuestro idioma materno.

Todos los días podemos aprender cosas nuevas, porque no somos especialistas en todos los ámbitos.

Entonces, yo lo digo honestamente: hay terrenos en los que yo no sé hablar sobre este tema en ningún idioma. Pero en el español ni en inglés ni en francés ni en los idiomas que domine. No puedo hablar de ciertos temas porque no estoy acostumbrada a hablar de esos temas.

Si, no sé, a lo mejor estamos hablando en un terreno de abogacía o leyes, pues a lo mejor ahí me puede costar bastante entender una conversación entre abogados. Bueno, porque no estoy familiarizada con esa temática.

Entonces es muy importante poder delimitar en qué situaciones queremos desenvolvernos con mayor facilidad en inglés y también cuáles son nuestros objetivos dentro del inglés, ¿no? 

También a lo mejor de la parte un poco más de la estructura del inglés, de qué queremos saber expresar, etcétera. Entonces, poder ir consiguiendo objetivos mucho más acotados, mucho más acotados. 

No quiero ser fluido en inglés. Vale. Quiero hablar fluidamente, sí, pero en qué ámbitos. Escoge el ámbito en que tú quieras poder desenvolverse mejor en inglés y, una vez adquieras la fluidez en ese ámbito, podemos ir añadiendo más a la cesta e ir consiguiendo más objetivos e ampliando. 

Porque, como he dicho antes, en todos los idiomas, incluso en nuestro idioma nativo, podemos aprender de por vida. Pero lo importante es ir aprendiendo lo que más necesitamos en cada ocasión.

Así que, poquito a poquito, que si no el cerebro se estresa.

Bueno, ese era el primero. Vamos a por el segundo:

Este a mí también me gusta mucho y quizás sea un poquito más sencillo y algunos de vosotros ya lo hayáis llevado a cab.

  1. Es registrar y escribir los propósitos. ¡Importante! Y guardarlos en un sitio donde los tengas a mano para revisarlos de vez en cuando.

Para nuestro cerebro, lo que no está escrito no existe. Es así.

Para poder crear más fuerza y más compromiso, necesitamos escribir los propósitos. 

Así que cógete papel, cógete un lápiz y escribe tus propósitos. 

Recuerda: escríbelos de manera objetiva, delimitando tus objetivos y siendo muy claro.

Es decir, si tu objetivo es aprender inglés, delimita ese objetivo. Qué nivel  es el que quieres alcanzar, en qué ámbito lo quieres alcanzar y también cómo quieres conseguirlo. Y esto es muy importante, el cómo quieres conseguirlo.

Mira qué opciones tienes para poder mejorar el inglés. Puede ser ir a una academia, puede ser encontrar una persona inglesa con la que puedas hablar y hacer un intercambio de idiomas también, puede ser que decides irte a vivir un tiempo a un país de habla inglesa… 

Hay muchas opciones, muchas más de las que pensamos.

Puede ser que te interese algún programa en concreto de televisión y ver este programa en versión original te ayude a mejorar en el inglés en ese ámbito.

Así que busca opciones porque hay muchas. 

Y lo más importante: anota cómo vas a conseguir ese objetivo. Y recuerda que tiene que ser algo que te guste, muy importante, ¿vale?

Bueno ese era el segundo, vamos a por el tercero.

  1. Este también es bastante interesante. Yo ya he hablado de esto con anterioridad y voy a mencionar en este caso también a Stephen Krashen, con unas de sus hipótesis.

Es bastante interesante y, a veces, no mirar un poco en este contexto nos hace decaer un poco en el aprendizaje del idioma. 

Una de sus hipótesis dice que solo podemos aprender si lo que estamos escuchando de esta lengua que estamos aprendiendo está solo un poquito por encima de nuestro nivel.

¿Qué quiere decir? Que si yo, por ejemplo, estoy ahora mismo en un nivel B2 de inglés y yo quiero mejorar, solo voy a poder mejorar si empiezo a escuchar cosas o empiezo a leer cosas que estén solo un poquito por encima de ese nivel. 

Es decir, para integrar nuevas construcciones y para integrar nuevo vocabulario, nuestro cerebro tiene que comprender la mayor parte del mensaje que nos están transmitiendo. Y como entendemos la mayor parte del mensaje, podemos llegar a deducir el significado del resto de las construcciones y del resto de vocabulario de manera intuitiva, sin tener que pararnos a pensar demasiado en qué significa eso.

Pero ese proceso de asimilación del idioma solo ocurre cuando escuchamos cosas que están levemente por encima de nuestro nivel. 

Con esto. ¿qué quiero decir? 

Que muchas veces me encuentro con personas que, teniendo un nivel bajo, quieren acceder a cursos de niveles muy altos, porque creen que teniendo tiempo suficiente para repasar las cosas, para prestar atención, para estudiar mucho… pueden conseguir, a pesar de que tienen un nivel muy bajo, estar en un curso de un nivel muchísimo más alto y sacarle así más rendimiento.

Y es verdaderamente todo lo contrario. Lo que suele pasar es que, por mucha motivación que tengamos, como ese nivel sobrepasa demasiado el nivel que tenemos ahora mismo, nuestro cerebro no llega a asimilar los nuevos contenidos porque no entiende nada de lo que se les está comunicando.

Así que con esto lo que quiero decir, y vuelvo al punto 1, es que paso por paso. Vamos a ir delimitando según nuestro nivel y según lo que vamos avanzando.

Esto es muy importante. Y muchas veces queremos, con las prisas, poder avanzar rápido y no es posible.

Y esta hipótesis lo deja muy claro y la verdad es que, por mi experiencia, puedo decir que es cierto. Es verdad que siempre hay la excepción que confirma la regla, pero por regla general es así: solo podemos aprender cuando la información que recibimos está levemente por encima de lo que poseemos.

Bueno, no sé qué te ha parecido esta, la número tres, pero espero que la pongas en práctica y vamos ya a por la cuarta. 

Nos queda la cuarta, la quinta y la sexta, tres más. Así que vamos con ella.

  1. La cuarta a mí me encanta. Y es: consigue un compañero o un grupo de propósito.

Esto creo que lo vimos antes, en el episodio antes de Navidad, lo importante que es poder encontrar a alguien con quien compartir nuestros objetivos y nuestros propósitos de aprender. 

¿Por qué? Bueno pues porque crea compromiso, porque afianza nuestros objetivos y siempre es mucho más fácil conseguir algo cuando lo hacemos en grupo. 

Así que, manos a la obra búscate un familiar, tu hermano, tu primo, un amigo, tu mejor amigo, tu compañero de clase… Quien quieras, pero hazlo en grupo, hazlo con alguien y afianza tu objetivo y afianza tu compromiso con el propósito de Año Nuevo.

Unidos somos más difíciles de derrotar, así que únete.

Bueno, vamos ya a la quinta.

  1. De la quinta he hablado muchísimo en mis pódcasts, y es la motivación

No hay aprendizaje largo y sostenido sin motivación. Así que búscala.

En mis pódcasts anteriores he detallado ampliamente cómo buscar esa motivación y cómo llevarla a cabo y cómo encontrarla. Así que búscala, encuéntrala. Y que no se te olvide nunca esa motivación a lo largo de todo el aprendizaje. Es superimportante.

Cuando aprendemos, todos tenemos bajones, todos tenemos subidas de las que estamos a tope… Pero lo importante es que, cuando estemos de bajón, cuando estemos abajo, que no nos apetezca, poder recordar esta motivación, esa fuerza que nos lleva a volver a subir y a volver a mantener nuestra línea de progreso y estar siempre en nuestro language journey, en nuestro viaje de idioma que nos conducirá a poder hablar inglés de manera más fluida.

Así que busca tu motivación.

Bueno, vamos a la sexta.

  1. También la he comentado alguna vez, pero hoy hago más hincapié: diario de logros.

Sí, diario de logros. Cógete una agenda para este año y, día tras día, cada noche antes de irte a la cama apunta todo lo que has contenido en el día. Te aseguro que es un chute de energía tremendo.

Todo lo que has conseguido, qué has aprendido, qué es lo que has conseguido hacer, todo lo positivo que ha habido en tu día.

Y es verdad que aquí estamos hablando del inglés, que estamos hablando de todo lo que has aprendido en inglés, de lo que has podido expresar, de que a lo mejor te has encontrado con algún turista inglés en la calle y has sido capaz de indicarle dónde está la oficina de turismo o dónde está catedral o dónde está el museo más importante de tu ciudad. Apunta todos los logros.

Pero te animo a que apuntes también tus logros no relacionados con el inglés. Que apuntes todo lo que consigues en el día. ¡Es fenomenal! ¡Es una terapia fantástica! 

Porque muchas veces, aunque nos damos cuenta, nos centramos en lo que no, en lo que no hemos hecho en el día. ¿Pero y lo que sí? Lo que sí también es muy importante. Y todo lo positivo tiene que ir a tu diario de logros. 

Date cuenta y fíjate en todo lo que aprendes dentro del inglés. Y, al final de cada semana, haz un repaso de todo lo que has aprendido. A final de mes, haz un repaso de todo lo que has aprendido en el idioma y te darás cuenta de que, poco a poco, se consiguen aprender muchísimas cosas.

Así que, un diario de logros. Ve a por tu agenda ya o créatela y apunta a todo lo que consigues.

Bueno, te he dado 6 cositas y seis propuestas para que este año tu propósito de Año Nuevo de aprender inglés se cumpla. 

Las repasamos rápidamente:

  1. Los objetivos, poquito a poquito, que si no el cerebro se estresa.
  2. Registra y escribe tus compromisos, tus propósitos, y guárdalos en un sitio que los tengas siempre a mano.
  3. Recuerda: solo podemos aprender cuando lo que escuchamos o leemos está solo un poquito más allá de nuestro nivel. 
  4. Consigue un compi de propósito o un grupo entero, que también es posible.
  5. La motivación. Recuérdala, superimportante.
  6. El diario de logros.

Bueno, y llegamos al final, al final de este pódcast después de las navidades. 

Espero que hayas tomado buena nota de estos consejos y que este año sí o sí aprendas inglés de una vez por todas.

Te espero la semana que viene con más trucos y consejos para superar barreras y aprender inglés de una vez por todas. 

También tienes información de mucho valor en mis redes sociales. Puedes encontrarme en Instagram y Facebook como blancagallegocoach.

Y si te ha gustado este episodio, por favor, comparte.

¡Te espero en el próximo! Hasta entonces, recuerda: el inglés sí es lo tuyo.

Bye!

Ahora, cuéntame:

¿Cuál es tu propósito en torno al inglés para este año?

👇¡Te leo en los comentarios! 👇

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *