Trucos para ser el rey de las presentaciones en inglés

Inglés para profesionales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Puedes escucharlo en las siguientes plataformas

Es tu momento.

Ese cliente internacional con el que soñabas trabajar se ha interesado por tu empresa. 

Y tú eres la persona encargada de presentar el proyecto.

¿Te tiemblan las piernas solo de pensar en hacer una presentación en inglés?

Escucha este episodio de Inglés para profesionales y descubre 10 trucos superprácticos para triunfar en esa situación.

¿De qué va este podcast?

Lo más destacado

INGLÉS PARA PROFESIONALES (con Blanca Gallego)

Episodio 16: Trucos para ser el rey de las presentaciones en inglés

Llegó el momento.

Ese cliente internacional con el que siempre quisiste trabajar se ha fijado en tu empresa. 

Quiere conocer vuestra propuesta para un proyecto que tiene entre manos.

Y tú eres la persona elegida para presentarlo.

Uff… 

¡Qué responsabilidad!

Te tiemblan las piernas solo de pensarlo…

Si apenas puedes mantener una conversación en inglés… ¿cómo vas a soltar una presentación entera?

No lo ves, ¿verdad?

Esto, más que un sueño, es una pesadilla… 

…pero no tiene por qué ser así.

Quédate conmigo, y te cuento cómo vencer los bloqueos y convertirte en el rey o la reina de las presentaciones. 

Bienvenidos a Inglés para profesionales, un pódcast de Blanca Gallego donde descubrirás cómo hackear tu mente para que el inglés deje de ser un lastre y te ayude por fin a alcanzar tus metas.

Hello! ¿Cómo estás?

Yo soy Blanca Gallego. Profesora de inglés y language coach. 

Y te doy la bienvenida al episodio número 16 de mi pódcast. 

Estoy superemocionada porque volvemos después de un mes largo en blanco…

Y es verdad que no hemos tenido pódcast en este tiempo…

Pero no significa que me haya olvidado de ti, de vosotros.

Para nada.

Como sabéis -y si no lo sabéis, os lo cuento-, abril ha sido un mes muy muy intenso.

Lanzamos el Bootcamp gratuito Inglés para profesionales y abrimos las puertas de Go! Professional. Una formación destinada a convertirte en un profesional top gracias al inglés.

Y todo esto nos ha tenido un poco absorbidos… jeje… Así que no he podido pararme a grabar…

¡Pero ha merecido muchísimo la pena!

Por un lado, porque la respuesta ha sido buenísima.

Y lo más importante: porque hemos confirmado que este pódcast tiene sentido. 

Mucha gente está bloqueada a nivel profesional por sus miedos y bloqueos con el inglés. Muchas personas necesitan trucos que puedan aplicar en su día a día.

Y hoy os voy a dar algunos.

En concreto, me voy a centrar en uno de los principales escollos con los que cualquier profesional se encuentra: las presentaciones en inglés. 

Y me gustaría empezar aclarando un par de conceptos que me parecen muy importantes cuando intentamos comunicarnos en inglés.

El primero es: ¿qué es la fluidez en el idioma?

Rapidez no es sinónimo de fluidez en el discurso, ya te lo he comentado en uno de mis vídeos anteriores. Pero quiero volver a reforzar esta idea, porque me parece muy muy importante. 

Yo, por ejemplo, soy en general una persona que tiene un ritmo lento en el discurso, pero eso no hace mi discurso menos fluido. Da igual el idioma que hable, siempre tengo la misma cadencia.

Muchas veces queremos hablar superrápido, para que parezca que tenemos mayor fluidez. O a veces también porque queremos salir del paso rápido, pues la situación nos incomoda.

Sin embargo, poder ralentizar el discurso te permite poder ir obteniendo ideas y palabras a la vez que vas hablando. Da igual si hablas rápido o no. Lo que importa es cuántos mensajes eres capaz de hacer llegar al otro.

Bueno, el segundo término que quiero comentar es confianza

La confianza tiene algo también de lo mismo, pues se retroalimenta de la comunicación. 

Hablar con confianza tiene que ver con dos cosas. 

Por un lado, con la seguridad. El sentimiento de seguridad es muy importante a la hora de tener una confianza total en nuestras habilidades y en que somos -y no digo seamos- capaces de encontrar los recursos para poder comunicarnos. 

Y por otro lado, la confianza tiene que ver con nuestro sentimiento de seguridad, pero a nivel emocional. Aquí no se trata de tener o no tener recursos para poder expresar, sino más bien de qué necesito yo como persona para sentirme con seguridad al hablar inglés. 

Así que, dicho esto, voy a darte consejos superútiles, para que puedas sentirte con mayor confianza y hablar con mayor fluidez en estas reuniones de trabajo o presentaciones.

➤ Primero de todo: recuerda que, si estás en una reunión de trabajo, la gente quiere escucharte a ti y saber qué tienes que ofrecerles. No van a estar pensando en que has cometido un error al decir una frase, o si la pronunciación de esa palabra es la más correcta del mundo. 

No están ahí para analizar tu inglés, sino para saber qué tienes tú como persona que ofrecerles como profesional. Están ahí para comunicarse contigo.

Segundo: si es el caso de que están ahí para evaluar tu inglés, intenta racionalizar lo máximo posible la situación para que nuestras emociones no se disparen y nos pongan en situación de bloqueo.

Empezar a pensar que tu nivel de inglés no es el adecuado, que ellos quieren un nivel de inglés más alto y suponer cosas que no sabemos con certeza, lo único que hace es alterarnos más y más.

Racionalizar no es fácil. No penséis que es la píldora mágica… Pero ayuda muchísimo.

Racionalizar es hacernos afirmaciones o preguntas reales, como: 

“Si estoy en esta entrevista o reunión en inglés, es porque mis aptitudes les parecen interesantes y quieren saber de mí o de mi producto”.

O por ejemplo: “Mi nivel de inglés es x. Suficiente o no, es el que es. Voy a demostrar lo que sé”. 

Poder hacer afirmaciones con lo que es real y no imaginario es imprescindible.

➤ Bueno, vamos a lo segundo: It’s about communication, not perfection.

La gente que mejor se comunica en inglés no es necesariamente quien tiene un mayor nivel de inglés, sino la que mejor transmite sus ideas en un momento concreto y hace que la comunicación sea más efectiva. 

Aquí no se trata de perfección, se trata de comunicación. 

➤ Tres: escuchar es la clave para poder manejar una conversación

Desafortunadamente, antes de terminar de escuchar, ya hemos empezado a contestar en nuestra cabeza. Con lo cual, nunca llegamos realmente a escuchar lo que la otra persona nos está diciendo. 

Si realmente escuchásemos, nuestra comprensión, fluidez, confianza y recursos a la hora de hablar inglés, mejorarían muchísimo. 

Y te voy a poner ejemplos de cómo escuchar mejor puede ofrecernos una mejor comunicación y fluidez.

Si realmente escuchásemos, sin estar pensando en qué contestar desde el principio, podríamos prestar atención a cómo esa persona nos está haciendo la pregunta. Es decir, qué estructura o expresión está utilizando, y así poder nosotros, a la hora de contestar, utilizar esa misma expresión.

➤ Cuatro. Vamos ya por el cuarto… ¡Menos mal que existen las pausas!

A veces consideramos que las pausas nos hacen parecer menos fluidos, pero nada más lejos de la realidad. 

Pausas significa que estás pensando, que estás buscando quizás los recursos necesarios o precisos…

Pausa significa también interesante. Sí, así es. Muchas veces las pausas en un discurso crean expectación e interés. Así que no le pongas siempre un significado negativo a las pausas, pues tienen muchos beneficios. 

Puedes utilizar las pausas naturales en el discurso para poder pensar y crear opciones. Pausas naturales en el discurso las encontramos, por ejemplo, después de conectores. Un ejemplo: I really like going to the beach, but I prefer going to the mountain

O también podemos encontrar pausas después de un sujeto que esté compuesto por varias palabras. My brother and my sister were born in London.

➤ Bueno, vamos a por el quinto: Usa entradillas cuando quieras contestar a preguntas. 

Yo llamo entradillas a ese tipo de palabras que no aportan un significado esencial a la frase o al discurso, pero que te hacen sonar más fluido en la oralidad y además te conceden tiempo para pensar. 

Estas entradillas te hacen ganar tiempo y decidir cómo quieres expresar tus ideas y buscar las palabras o estructuras que te hagan falta. 

Veamos algunos ejemplos. Well, actually I… O por ejemplo: As I said… Or: Yes, definitely, I totally think that…

➤ Bueno, vamos a por el seis: no te olvides de reaccionar a la información que recibes

Por ejemplo: Mmm… That’s interesting. O: That’s wonderful! O Really? I’ve never thought about that. That sounds great! O también quizás, por último: What a shame!

Solo haciendo esto, la persona que está hablando contigo se sentirá escuchada. Y esto también te ayudará a ti a iniciar la respuesta siguiente y a mover la conversación.

➤ Siete: generaliza

¿Y qué es esto? Seguro que te ha pasado estar en una situación en la que no encuentras la palabra exacta que quieres. Y ya solo eso te hace entrar en fight or flight y quedarte en blanco, ¿verdad?

Bueno, pues cuando te pase eso, tienes varias opciones antes de entrar en pánico. 

¿Por qué no generalizar o concretar? Por ejemplo, si quieres decir jarrón, pero no te sale la palabra exacta, ¿por qué no generalizar con la palabra decoration? O si no te sale la palabra cubertería, puedes decir a set of knifes, forks and spoons… Right?

➤ Bueno, vamos al ocho: utiliza sinónimos más recurrentes. O antónimos. Si no te acuerdas de la palabra tiny, puedes utilizar very little. O si no sabes decir soy baja, I’m short, puedes optar por decir I’m not tall

➤ Nueve: describe la palabra con exactitud o por aproximación. Utiliza las siguientes expresiones para decir esa palabra de la que no te acuerdas. It’s a thing that…  It’s a person who… It’s a place where… It’s a sort of…  

O, también, lo que puedes hacer, es describir la función o finalidad. It’s a thing we use to… It’s a thing for… 

➤ Y bueno, y diez y último: recuerda que Practise makes perfect. Así que ahora solo te queda quedarte con todo esto que te cuento y empezar a ponerlo en práctica ya. Día tras día.

Y, si de vez en cuando cometes un error, don’t worry!

Recuerda lo que ya te comenté en uno de mis pódcasts anteriores: el error solo es la puerta al aprendizaje. 

Bueno, hasta aquí llega el episodio de hoy. 

En dos semanas, volvemos a escucharnos. Volvemos a vernos Porque ya sabes que el pódcast también está en Youtube. 

Mientras tanto, te animo a seguir con atención mis redes sociales.

Ya sabes que puedes encontrarme en Instagram y Facebook como blancagallegocoach.

Y si te ha gustado este episodio, por favor, comparte. ¡Y deja comentarios!

¡Te espero en el próximo!

Bye bye!

La pelota está en tu campo.

Dime, ¿has aplicado alguno de estos trucos?

👇¡Cuéntame! 👇